Páginas vistas en total

domingo, 16 de octubre de 2011

LA COMPRA "INTELIGENTE"






Todos los días recibimos mucha publicidad en diversos medios de comunicación que intentan seducirnos en nuestra decisión de compra, pero también el entorno social nos empuja a comprar artículos que en algunos casos no necesitamos o nos resulta mas costoso.




Nuestra lógica nos encamina en comprar lo que necesitamos de acuerdo a nuestro ingreso, pero los sentimientos nos traicionan y terminamos comprando mas de lo que podemos pagar, inclusive no lo usamos o lo dejamos malograr.




Hemos observado que el entorno laboral, familiar y social presiona a numerosas familias en comprar productos y servicios que no estaban necesitando ni al mejor precio.



En el caso de electrodomésticos, muchas personas tratan de obtener aquellos artículos mas novedosos sin tomar en
cuenta que estos pueden bajar de precio en unos meses, inclusive se endeudan a un plazo mayor a un año.


Ese fue el caso de Pedro, quien animado por el televisor con nueva tecnología, salio presuroso a comprar en una casa comercial, el intentaba presumir con esta adquisición con sus amigos y familiares, demostrando prosperidad.



El precio de compra fue 2,000 soles lo que financio en 24 meses, a una tasa mensual de 2.5%, la cuota de 111.83 estaba dentro de lo que podía pagar, el se fue muy contento con esta adquisición. Sin embargo, cuando tuvo que pagar la cuota numero 24 se dio con la sorpresa que su televisor costaba ahora 1,600 soles, la masificación del producto hizo que los costos se redujeran, además que aparecían televisores con mas funciones. Al sumar todas las cuotas vio que el resultado era S/ 2,683 es decir termino pagando casi un 70% mas de lo que dos años después pudo haber comprado.



Esto nos debe llamar a las siguientes reflexiones ; si deseamos adquirir un producto, debemos ser concientes que lo necesitemos, por cuanto hay varias necesidades en casa, inclusive otras que te pueden permitir ahorros en energía eléctrica, agua y gas, me refiero en reparar fugas de agua, gas y cambiar el cableado de la casa. Estas acciones nos permiten ahorros en el corto plazo y mejoran la economía familiar.



Otro detalle a tomar en cuenta, es que debemos cultivar la cultura del ahorro, acumular el mayor monto posible y buscar aquel electrodoméstico que tenga un menor precio y calidad garantizada acorde a nuestro presupuesto. Normalmente lo novedoso es mas caro y luego va cayendo en precio. Un tercer elemento a tomar en cuenta es la tasa de interés, si queremos diferir los pagos, debemos evaluar la menor tasa de interés, muchas veces la tarjeta de crédito de un banco es menor a la de una casa comercial, además a un menor plazo el monto de intereses es menor comparado a un mayor plazo.



Algunos amigos suelen comprar utilizando el Internet, en donde gente necesitada de liquidez vende a precios muy por debajo del mercado electrodomésticos recién adquiridos y en buen estado, allí tendrá que tomar en cuenta si también se transfiere la garantía de la empresa.
Por otro lado, cuando vamos al supermercado debemos ir con una lista de lo que realmente necesitamos. La idea es comprar lo que nos hace falta, comparando precios, rendimiento y contenido proteico en el caso de alimentos.



Si hacemos un cálculo de todo lo que al año botamos al tacho de basura por que ya venció, nos llevaríamos amargas sorpresas, ese dinero que estamos desperdiciando requiere de un manejo mas eficiente en las compras. Es decir, debemos comprar lo que necesitemos, no siempre es conveniente comprar en grandes volúmenes para ahorrar dinero. En tal caso, es preferible juntarse con vecinos, amigos y parientes para hacer grandes compras, luego veremos que hemos comprado lo que necesitamos y evitamos el riesgo que se malogre.



Debemos investigar y valorar la información de los centros mayoristas donde podemos conseguir mejores precios, inclusive en otros países los vecinos se organizan y compran en volumen para una semana o quince días de consumo.



En el caso de vestido y calzado tomemos en cuenta los cierres de temporada, en donde las empresas en busca de mayor liquidez rebajan en forma considerable sus precios, en vista que el dinero es costoso y también el espacio para almacenamiento. El consumidor debe aprovechar estas gangas, para eso es conveniente tener efectivo y evitar endeudarse.



En suma, las decisiones de compra no deben dejarse influenciar ni por el entorno social, ni por las agresivas campañas de publicidad. Debemos valorar nuestro dinero, buscando mejores precios en mayoristas y tiendas que garanticen calidad, evaluar meses en los cuales los precios caen, comprar lo que realmente necesitemos y no olvidemos de realizar adquisiciones mejoren nuestra calidad de vida y salud.



Recuerde que el dinero que dejamos de gastar durante el año, lo podemos destinar en vacaciones con la familia para olvidarnos del stress, inclusive hay temporadas bajas durante el año, inclusive dichos ahorros pueden dar inicio para emprender un pequeño negocio.




Conozca al autor del articulo en : http://www.jocampo.es.tl/

No hay comentarios:

Publicar un comentario