Páginas vistas en total

martes, 30 de marzo de 2010

¿QUE ESTA PASANDO CON EL NIVEL DE ENDEUDAMIENTO DE LOS PERUANOS? LOS BANCOS TRATAN DE CORREGIR SUS MALAS COLOCACIONES COBRANDOSE DE LOS HABERES



.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

En los ultimos dias se viene discutiendo sobre los cobros que hacen los bancos en las cuentas de haberes de sus clientes que se retrasan en sus pagos.

Segun ASBANC a enero del 2010 el número de cuentas de pago de remuneraciones existentes fue 1’748.312, de esa cantidad alrededor de siete mil cuentas fueron cobradas por los bancos.

Se viene concluyendo por muchos encuestados que los bancos estan cometiendo abusos y las cifras revelan que 2,354 quejas se formularon antes INDECOPI y 1,526 ante la Defensoria del cliente financiero.

Por un lado Indecopi indica que los sueldos son intangible de acuerdo al Codigo Procesal Civil, por otro lado los bancos mencionan que por la Ley de Bancos se les faculta a cobrar de las cuentas de los clientes sin distinguir si es de remuneraciones.

Como se sabe, el Código Procesal Civil dice que son inembargables las remuneraciones menores de S/.1.800 o los dos tercios de su exceso.

Sin embargo, debemos tomar en cuenta que el trabajador al poder elegir el banco para pago de sus haberes, podra ir al banco donde no tegan deuda para evitar cobros por pagos atrasados.

El trasfondo del problema es que los bancos tratan de reducir su cartera morosa en creditos de consumo, la morosidad se disfraza por que un deudor con pagar la cuota minima aun puede tener la calificacion Normal, pero su situacion es insostenible en el tiempo.

Luego de revisar las estadisticas de la Superintendencia de Banca y Seguros nos encontramos con datos que nos muestran del peligro al que van las familias que tienen altos niveles de deuda.

Al 28 de febrero 2010 habian 3,551,903 deudores en credito de consumo, esto es 7.9% menos que hace un año cuando se registraban 3,856,449. Podriamos decir que hay un grupo de deudores que pagaron y cancelaron su deuda o pasaron a la cartera pesada de empresas de recuperacion. Sin embargo, la deuda de consumo crecio 1% situandose al 28 de febrero 2010 en 16,465,428,000 soles, cuando dividimos la deuda entre deudores encontramos que para febrero 2010 el promedio de deuda es 4,635 soles y hace doce meses era 4,230 soles. Entonces ahora tenemos un incremento de 7.9% en el nivel de endeudamiento.

Si miramos el costo efectivo de la deuda de consumo el mas alto es 80% y el mas bajo 40%, tomando en cuenta las estadisticas del INEI en cuanto al ingreso promedio de 1,100 soles llegamos a los siguientes resultados.

Si el deudor promedio con sus 4,635 soles tiene el costo de 40% anual, esta persona segun la normatividad en bancos no deberia destinar mas del 30% de sus ingresos, es decir 330 soles en pagar deuda, de ser asi tendria que utilizar 19 meses para cancelar su deuda, siempre y cuando no use la tarjeta de credito. Por el otro lado, si el deudor tiene un costo de deuda de 80%, recien en 42 meses saldria de sus obligaciones, sin haber usado para nuevas compras la tarjeta de credito.

Es decir, estamos en un escenario de mayor endeudamiento promedio para las familias, que estan comprometiendo sus ingresos futuros en los proximos dos a cuatro años, lo cual es un exceso, por que en ese tiempo los articulos que compraron debieron perder valor. Lo grave de la situación es que muchos no tendrian como salir de sus deudas, si siguen usando la tarjeta de credito y no reducen su deuda.

En los numerosos casos que nos toca resolver, vemos que el banco no mide cuanto debe el cliente a otros bancos, solo le importa que la calificacion sea Normal y que el 30% del sueldo encaje en la cuota, sin importar que otro banco tambien tenga que cobrar de dicha remuneracion.

Consideramos que los bancos ya se dieron cuenta de las colocaciones erroneas que han cometido y estan tratando de recuperar su dinero, a costa de las necesidades basicas de sus clientes.

Es urgente que las familias disminuyan su nivel de endeudamiento ya sea vendiendo su deuda a un banco de menor costo, disminuir gastos superfluos para reducir rapidamente deuda o generar mas ingresos a fin de evitar pagar mayores gastos financieros.