Páginas vistas en total

sábado, 8 de agosto de 2015

¿Sabes que ocurre con tus deudas despues de tu divorcio?

Las deudas de las familias pueden convertirse en una pesadilla si no se cuenta con una estrategia eficaz para controlarlas.

Las tarjetas de crédito, los préstamos y las hipotecas no desaparecen luego de un divorcio. El estrés que significa atravesar este proceso se puede agravar cuando se trata de ordenar las finanzas familiares.

¿Usted se preguntará quién se encargará de asumir cada responsabilidad luego de que una pareja decide separarse?

Por tal motivo, antes de casarse es fundamental conocer el tipo de sociedad que forman los recién casados, aunque en la etapa de enamoramiento muchas veces no se conoce la actitud de la pareja frente a las obligaciones financieras.

Dependiendo del tipo de sociedad conyugal la obligacion financiera es diferente.

Si se acordó una unión con patrimonios separados, cada uno es dueño de sus bienes y responsable del pago de sus deudas de manera independiente, pero esto lo debe tener muy claro cada persona la momento de firmar su contrato de deuda con la entidad financiera.

Por otro lado, si usted se caso de una sociedad de gananciales, los bienes y las obligaciones adquiridas durante el matrimonio son responsabilidad de ambos, es decir luego del divorcio usted asume el 50% de la deuda, asi usted no haya consumido el bien por el cual se endeudaron.

Lo ideal es que cada quien asuma las responsabilidades según sus ingresos, los esposos deberían haber asumido los gastos también en función de su capacidad de pago. Esto se complica si utilizan extensiones de tarjeta de crédito.

Es decir ella o el pueden excederse en sus compras y la pareja tendría que asumir dichas obligaciones, nos referimos al titular de la tarjeta de credito.  Por lo tanto si usted piensa separarse, debería anular la extension de la tarjeta de credito.

Cada uno de los conyuges tendría que cumplir con el pago.

En el caso de un préstamo hipotecario, una solución sería vender la propiedad, de manera que con el fruto de la operación se podría pagar la deuda en partes iguales, esto se da en el caso de sociedades gananciales, sino el credito hipotecario solo lo asume uno de los conyuges

Hay que recordar que los acuerdos para saldar las deudas tras un divorcio deben respetarse, pues estos no implican de ninguna manera que los bancos eliminen las condiciones y responsabilidades pactadas en su momento.


Es importante dejar por escrito todos los arreglos alcanzados con la pareja, pues es la única manera de buscar que se cumplan.


La mejor información en negocios por www.mundonegocio.pe